La pirámide alimentaria

 

·         Primer grupo: cereales y tubérculos. Contienen principalmente carbohidratos, nutrientes que son la principal fuente de energía del cuerpo humano.

·         Segundo grupo: frutas y verduras. Son la principal fuente de vitaminas y minerales. Las vitaminas son sustancias que ayudan a desempeñar diversas funciones; por ejemplo, la vitamina C participa en la regeneración de la piel y las mucosas (y por ellos previenen las infecciones) y la vitamina A favorece la visión.

·         Los minerales son muy importantes: regulan la cantidad de agua que entra y sale de las células; en el caso del calcio, forma parte de los huesos; el hierro es un constituyente de la hemoglobina (por eso tu sangre tiene un sabor tan característico).

·         Tercer grupo: alimentos de origen animal (carnes, huevo, leche y sus derivados) y leguminosas (frijol, lentejas, soya, chicharos). Su principal nutriente son las proteínas. Con los aminoácidos de las proteínas las células restauran sus partes gastadas, se forman otras nuevas, se elaboran encimas que ayudan en la digestión y otras funciones, y hormonas, que regulan algunas actividades como el crecimiento y la reproducción.

·         Cuarto grupo: alimentos con muy alto contenido de lípidos y carbohidratos. Son los aceites, la mantequilla, la manteca, el azúcar, la miel y las semillas como cacahuates, nueces y almendras. No deben consumirse en exceso, porque pueden provocar problemas como la obesidad y la caries.

© 2010 Todos los derechos reservados.

Crea una web gratisWebnode